Créditos rápidos online en el acto - El mejor crédito rápido 2021

Encuentra el mejor crédito rápido 2021. Comparar créditos rápidos online en el acto.

Para un préstamo de 1000€ a pagar en 12 cuotas mensuales, deberás devolver un total de 1342,22€ en cuotas de 113€/mes correspondiente a un TAE del 81%.

Créditos online

Cómo obtener créditos online

En tiempo difíciles, sobre todo cuando el panorama económico mundial resulta nebuloso y oscilante, es de suma importancia buscar financiación mediante métodos legales alternativos, más aun cuando se busca sustentar nuevos proyectos, ideas, emprendimientos, o invertir en diferentes iniciativas. Para tales fines existen los créditos rápidos.

Mucha gente en la actualidad se encuentra en problemas financieros, tiene deudas urgentes que pagar, o se haya morosa en las entidades financieras acreditadas. Para poder subsanar estos problemas, lo mejor es solicitar préstamos online, créditos rápidos, los cuales pueden solicitarse fácilmente en plataformas online que ofrecen este servicio.

En este artículo pasaremos a mencionar los aspectos más importantes sobre los préstamos online, sus ventajas y desventajas, y cómo acceder a ellos de forma fácil y eficiente.

¿Qué son los préstamos online?

Como dice su nombre, los préstamos online son préstamos que otorgan algunas plataformas especializadas en el ofrecimiento de créditos como forma alternativa para el financiamiento, los cuales son otorgados de forma más sencilla que los créditos que entrega la banca estandarizada.

Una de las características principales de los préstamos online es que éstos se tramitan totalmente vía Internet, no siendo necesaria ninguna visita presencial, ni contactando por correo electrónico con la plataforma, ni haciendo llamadas telefónicas.

Gracias a las nuevas tecnologías (ordenadores cada vez a precios más bajos, teléfonos móviles al alcance de la gran mayoría de personas), los préstamos online se han hecho masivos y alcanzan a un gran número de personas.

Por lo general, los préstamos solicitados en esta clase de plataformas están pensados para financiar pequeños proyectos, algún producto o servicio, deudas urgentes, o si el solicitante necesita liquidez para pagar algún compromiso. Como todo el proceso se hace de forma online, el trámite resulta muy ágil y expedito, además de ofrecer una gran comodidad al tener los resultados en cuestión de minutos.

¿Cuál es el procedimiento para solicitar un crédito online?

Lo primero es ingresar a la plataforma que se ha seleccionado para tales fines. Una vez se haya ingresado al sitio web, se deben suministrar los datos, es decir, el nombre completo del solicitante, un número de teléfono móvil, un correo electrónico que se encuentre vigente, un documento que acredite que el solicitante es mayor de 18 años, un comprobante de domicilio, y una documentación que acredite que el solicitante recibe ingresos mensualmente.

Una vez el solicitante haya ingresado sus datos, deberá ingresar el monto que desee solicitar. Dependiendo de la plataforma, los montos varían. Pueden ir desde 250 euros hasta 5000 euros, aunque, por lo general, el promedio de los préstamos es de alrededor de 1000 euros.

Además de ingresar el monto que desea recibir, el solicitante debe ingresar la cantidad de meses en los que desea pagar el préstamo y el importe de la cuota mensual que puede pagar. En ocasiones, este proceso puede ser a la inversa, es decir, primero debe ingresarse el monto total y de las cuotas, y por último la información personal del solicitante.

Una vez el solicitante haya completado los pasos antes mencionados, los encargados de revisar la información de cada una de las plataformas especializadas en préstamos online revisarán, valga la redundancia, la documentación para cerciorarse de que todo esté en orden.

Tras este paso, la plataforma que ha escogido el solicitante le enviará una oferta personalizada, para que este pueda estudiarla y aceptarle en última instancia. Hasta este punto no hay compromiso: el solicitante puede aceptar o declinar el monto y el plano de pago sin contratiempos ni penalizaciones.

Si el solicitante acepta la oferta de la plataforma de préstamos online, el sitio web le hará llegar el dinero al instante al medio de pago que ha explicitado en cosa de minutos. Así de fácil es solicitar un préstamo online en algunas de las plataformas especializadas de Internet.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito online?

Por lo general, los requisitos para solicitar un préstamo online en cualquiera de las plataformas existentes en el mercado solicitan la misma documentación y requisitos. Los siguientes son los requisitos básicos:

  • Documentación que acredite que el solicitante es mayor de 18 años.
  • Dicho documento debe estar en vigencia.
  • El solicitante debe ser el titular de una cuenta bancaria.
  • Documentación que acredite que el solicitante tiene ingresos mensuales constantes.
  • Correo electrónico funcional y número de teléfono móvil de contacto vigente.

Algunas plataformas pueden solicitar otros documentos, aunque es común que las plataformas de créditos online sólo soliciten los antes mencionados.

¿Por qué razones debe pedirse un crédito online?

Una de las razones principales por las cuales pedir un préstamo online es que la solicitud es simple y el trámite es online e instantáneo. Además, muchas de las plataformas que ofrecen este servicio otorgan los préstamos sin importar si el solicitante se encuentra en algún registro de morosos, como el ASNEF o el RAI. Esto significa una ayuda directa a los emprendedores o deudores que buscan financiar deudas o proyectos que de otra forma resultaría imposible.

Además, estos préstamos online no tienen gastos ocultos o complicaciones absurdas que dificulten el proceso, al contrario de lo que sucede con la mayoría de las instituciones bancarias que existen en el mercado regulado y masivo.

Otra razón para tener en cuenta esta alternativa es el hecho que las plataformas ofrecen este servicio las 24 horas al día, los 7 días de la semana y los 365 días del año. Adicionalmente, las plataformas ofrecen el beneficio de devolver el dinero prestado hasta en un plazo de 48 meses, es decir, 4 años. ¡Es realmente un buen servicio!

Asimismo, la resolución es inmediata, y el dinero llega en cosa de minutos a la cuenta del solicitante. Por último, la mayoría de los sitios web que ofrecen préstamos online tienen una gran flexibilidad cuando se trata de los pagos de las cuotas pactadas. En ocasiones pueden cambiarse las fechas de pago, los montos y hasta prorrogar la deuda.

Algunas de las ventajas de los préstamos online

Hay que considerar los siguientes aspectos para tener en claro que los préstamos online son la mejor opción a considerar a la hora de buscar financiamiento en las diferentes alternativas disponibles. Algunas de las ventajas son:

  • Todos los datos que ese han entregado en el proceso de solicitud son tratados con los mayores estándares de seguridad y confidencialidad. Los datos del solicitante estarán completamente seguros y serán destruidos si es que el solicitante no acepta la oferta de la plataforma.
  • El proceso de solicitud es realmente muy sencillo. No conlleva ninguna complicación. El formulario es fácil de comprender para cualquier usuario pues está simplificado y es muy intuitivo. La idea es agilizar los procesos para que el solicitante tenga el dinero en su cuenta lo más rápido posible.
  • La rapidez del proceso es uno de los factores más importantes para seleccionar esta clase de servicio. El solicitante no tendrá que esperar ni un minuto adicional si es que el crédito online ha sido aprobado. El proceso se lleva a cabo en el menor tiempo posible. Por estos mismo a estos préstamos online también se les conoce como ‘créditos rápidos’.
  • La transparencia de los requisitos, las cláusulas, los intereses y el precio de cada cuota es total. Las plataformas de créditos online ponen a disposición del cliente toda la información necesaria para que éste no tenga sorpresas posteriores ni haya malentendidos entre las partes.
  • Los créditos ofrecidos por estas entidades virtuales son totalmente responsables, pues únicamente dan créditos a personas naturales y jurídicas que sean capaces de pagar sus cuotas y que no tienen peligro de caer en bucles financieros infinitos. A pesar de que algunas plataformas otorgan créditos a personas que se encuentran morosas o en algunos de los registros de morosos, si estas personas demuestran solvencia o motivación de pago, entonces lo otorgarán de todas formas, siempre asegurándose de la capacidad de paso, aunque sea sin nómina.

¿A quiénes van dirigidos estos créditos online?

En primera instancia, los créditos online van dirigidos a toda clase de personas que los necesiten y que cumplan con los requisitos mencionados en cualquiera de los apartados anteriores. De todas formas, la gente que más acude a esta clase de servicios es gente joven que no ha logrado entrar a la bancarización, o sienten cierto rechazo por los procesos bancarios habituales.

Además, esta gente joven valora enormemente al velocidad de los productos que ofrecen las plataformas online, al mismo tiempo que su flexibilidad y comodidad, y la oportunidad de acceder a ellos mediante un formulario online.

El mayor número de personas que solicitan créditos online, en cuanto a rango de edad, tiene entre 30 y 39 años, las que representan cerca del 35 % del total de solicitantes. Luego sigue el rango etario entre los 40 y 49 años, con un 18 % del total de solicitantes. A continuación, los jóvenes entre los 20 y 29 años, los que representan el 14 % del total. Y por último, las personas que se encuentran en el rango etario entre 50 y 59 años, los que representan el 6 % del total de solicitantes.

Asimismo, el 52 % de los solicitantes, en algún momento, ha declarado tener hijos, y el 68 % tener alguna clase de trabajo remunerado. En cuanto a las localidades, el 20 % ha dicho que vive en Cataluña, lo que transforma a esta región en una de las principales en cuanto al número de solicitantes. Finalmente, la gran mayoría, en algunas encuestas, a dicho elegir los créditos online debido a la comodidad, la rapidez, la seguridad y la discreción de la plataforma y el proceso, ventajas que se han mencionado en el apartado anterior.

Algunos aspectos a tener en cuenta antes de solicitar un crédito online

Antes de comenzar con los procesos antes mencionados en este mismo artículo, es de suma importancia hacer una autocrítica y ser honesto con la propia situación económica. En muchas ocasiones puede que no sea necesario solicitar un crédito online, o que la situación económica del solicitante no sea la ideal y no se encuentre en condiciones de realizar el pagos de las cuotas, aunque la decisión de la plataforma de préstamos sea positiva.

En necesario tener en cuenta todos los gastos (muchas veces se pasan por alto los gastos pasivos a los cuales no se les presta atención, como el coche, el alquiler, estudios, ocio, alimentación, hipoteca, incluso ahorros), pues puede que, aunque el solicitante tenga ingresos demostrables y constantes, con todos los gastos pasivos no le alcance para pagar las cuotas pactadas.

Asimismo, deben tenerse en consideración los gastos imprevistos que pueden tenerse en cualquier momento, es decir, gastos médicos, refacciones imprevistas, el pago de un servicio que no se tenía en mente, etcétera. Estos gastos pueden desordenar el presupuesto e ir en directo desmedro de los pagos de las cuotas del crédito online.

Además, es de suma importancia, establecer perfectamente el monto de las cuotas y el plazo en el que se desea pagar el préstamo, pues, si se incurre en algún atraso o alguna de las cuotas no se paga en la fecha correspondiente, los cobros por mora y los intereses diarios (cercanos al 1,3%) suelen subir el precio final del crédito a niveles que no se tenían contemplados. Es muy importante poner toda la atención a estas cláusulas cuando se acepta el financiamiento, el TIN y el TAE, y los intereses involucrados en cada una de las situaciones antes mencionadas.

¿Puede solicitarse un crédito online si el solicitante se encuentra en ASNEF?

La gran mayoría de plataformas otorgan créditos sin importar si el solicitante se encuentra en el algún registro de morosos. Los sitios web especializados en esta clase de transacciones suelen tomar en consideración que cada individuo es diferente y que cada uno tiene una realidad particular.

Eso sí, los créditos online otorgados a los cliente con ASNEF suelen ser por una cantidad menor a los otorgados a clientes sin ASNEF. En primera instancia, la cantidad puede ir desde 250 a 300 euros, y por el plazo de un mes. Estos créditos van dirigidos a solicitantes que tienen que pagar deudas urgentes no muy elevadas. Una vez el cliente en cuestión haya pagado este primer monto, la plataforma puede estudiar la situación y otorgarle más dinero en el caso de un segundo crédito. De esta forma, se construye una relación de confianza entre ambas partes.

Los montos que se le otorgan a solicitantes que se encuentran en el registro de ASNEF o RAI pueden llegar, incluso, hasta los 5000 euros, pero luego de un gran historial crediticio en conjunto. Para esto, no hay que atrasarse con los pagos ni hacer prórrogas, y que toda la información proporcionada por el cliente esté correcta. De todas forma, la decisión final sobre si otorgar, o no, un crédito online, depende totalmente de la plataforma en particular. Lo mejor es cotizar en diferentes medios, sitios web, en el caso de que alguna de estas no acepte, para tener más opciones a considerar.

¿Qué forma de pago tienen a disposición las plataformas de préstamos online?

Los sitios web especializados en este tipo de servicios, por lo general, ponen a disposición de los clientes la mayor cantidad de medios de pago, para facilitar el acceso y la obtención de los créditos. Los medios de pago que facilitan las plataformas de crédito son los siguientes:

  • Tarjetas de crédito y débito. Quizá el medio más a la mano de toda persona que tenga alguna clase de acceso a la banca. Mediante estar tarjetas, el contratante paga directamente la cuota en el sitio web de la empresa de préstamos. Nada más fácil.
  • Transferencia bancaria. En el caso de que no se posea el medio de pago anterior, es posible hacer una transferencia directa a la cuenta corriente de la plataforma en cuestión. Para tales fines, el cliente debe tener la información bancaria de la empresa, número de cuenta, banco al cual está afiliada, tipo de cuenta y, por supuesto, el monto exacto que debe pagar. En este caso, siempre es recomendable quedarse con el comprobante de transacción en el que aparezcan los datos de quien ha hecho la transacción
  • Depósito bancario. Similar a la opción anterior, pero este se hace directamente y en persona en una caja del banco en el que la empresa está afiliada. En ocasiones, también pueden realizarse en lugares específicos distintos a la banca. Para tener esta información es necesario comunicarse directamente con la plataforma.
  • Domiciliación bancaria. Con este medio de pago, el banco puede sustraer el monto exacto de la cuenta del cliente y redirigirlo a la cuenta de la empresa de préstamos online. Esta opción es perfecta para aquellos que olvidan ejecutar los pagos. De esta forma, se evitan atrasos, morosidades y pagos de intereses indeseados.

Últimas cuestiones a tener en cuenta

Los préstamos online son una gran opción para aquellas personas que buscan financiar pequeños proyectos, emprendimientos, saldar deudas, o simplemente darse un lujo esporádico, como vacaciones o quizá refaccionar el hogar. Como puede inferirse de este artículo, los créditos online son fáciles de adquirir, pero representan una gran responsabilidad. Sólo es cosa de solicitarlos y comenzar a financiar lo que se desee.