Préstamos con asnef y nomina online - El mejor préstamo asnef urgente 2021

Encuentra el mejor préstamo asnef urgente. Comparar préstamos con asnef y nomina online.

Para un préstamo de 1000€ a pagar en 12 cuotas mensuales, deberás devolver un total de 1342,22€ en cuotas de 113€/mes correspondiente a un TAE del 81%.

Préstamos con asnef

Préstamos con ASNEF: todo lo que necesitas saber

Si estás interesado en el mundo de los préstamos, o si llevas años manteniendo distintos créditos, es posible que la palabra ASNEF te sea habitual. En resumen, ASNEF incluye en una lista a todos los morosos por cualquier tipo de deuda, lo que dificulta el acceso a créditos y préstamos. Sin embargo, nada de esto implica que no se puedan hacer préstamos a las personas en listas de morosidad.

¿Has escuchado por mucho tiempo hablar de préstamos con ASNEF? Existen muchos préstamos con ASNEF que están disponibles para las personas que se encuentran en esta lista. Aunque presenten más trabas y dificultades, eso no quiere decir que sean préstamos imposibles de obtener. En este artículo podrás encontrar todo lo que necesitas saber sobre los préstamos con ASNEF, y además, también podrás consultar una lista de comparación de distintos préstamos a los que puedes optar.

En la categoría de créditos con ASNEF hay cualquier cantidad de préstamos, desde montos pequeños como 50 euros hasta grandes cantidades como 50.000 euros. Con intereses tan bajos como del 1,2%, estos préstamos pueden ser accesibles para el público en general. Si quieres consultar nuestra lista de comparación de préstamos con ASNEF, por favor, rellena el formulario de solicitud de préstamos de nuestro sitio para darte la mejor información personalizada.

¿Qué son los préstamos con ASNEF?

En todos los países hay un fichero de morosidad, que incluye a las personas que no han pagado sus deudas y que, por consiguiente, tienen limitado el acceso a todo tipo de préstamos. En España, ese fichero lo desarrolla ASNEF, una asociación empresarial que agrupa a todas las compañías que trabajan con préstamos, o, visto desde otra perspectiva, a todas las compañías que pueden tener deudores. Si estás en este fichero, entonces lo más probable es que tengas alguna deuda sin pagar.

Los préstamos con ASNEF son, en consecuencia, aquellos que se realizan a las personas a pesar de estar incluidas en el listado de morosos que prepara esta asociación. En verdad, esta lista negra restringe a una gran cantidad de préstamos, pero decide muy poco en lo que respecta a los micro préstamos, generalmente, inferiores a los 800 euros y provistos por compañías externas. Los créditos con ASNEF suelen ser concedidos por empresas financieras que se desempeñan principalmente en internet, y no por la banca tradicional.

Si quieres pedir préstamos para un coche o una vivienda, estando en esta lista es casi imposible, pues habría que proveer un aval, que suelen ser bienes inmuebles. Pero si quieres contratar préstamos pequeños, para cosas puntuales, es muy posible que una institución bancaria o financiera pueda concedértelo. Existen muchos préstamos o créditos con ASNEF pequeños ideados para personas que están en este fichero de morosos, con condiciones distintas, lo que permite un mayor control por parte de quien los otorga.

¿Qué significa ASNEF?

ASNEF es un acrónimo de las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Previamente, se conocía como Asociación Nacional de Entidades de Financiación, del que vienen sus siglas. Esta asociación reúne a todas las entidades financieras que ofrecen crédito, pero estas no son solo bancos o seguros. La asociación también incluye a compañías telefónicas, editoriales, entes públicos y fiscales, entre otras.

La importancia de esta asociación radica en que es una agencia transversal, que incluye a las tradicionales instituciones bancarias, pero también a instituciones públicas. Es por ese motivo que la lista de morosos que prepara esta asociación puede incluir a tantas personas, y al estar en ella, por cualquiera que sea el motivo, se reducen enormemente las posibilidades de acceder a préstamos.

Aunque la asociación existe desde 1957 y es una agencia independiente, su conocido fichero es administrado por la empresa estadounidense Equifax desde 1994. Si bien esos datos se encuentran en manos privadas, el manejo de ellos es amparado por las leyes españolas, que permiten que incluso los morosos puedan conocer si se encuentran o no en la lista. A pesar de la inclusión en esta lista, puedes poder usar créditos con ASNEF, provistos por otras empresas financieras.

¿Por qué estar en la lista de morosos te perjudica a la hora de buscar préstamos?

En todo el mundo, los bancos y las instituciones financieras trabajan con un fichero de morosidad. Esto les permite evaluar con rapidez quién puede optar a préstamos, y quién no. Hay que dejar claro que en el fichero de morosos no solo están las personas con enormes préstamos sin pagar, sino que simplemente puedes estar tú, que estás retrasado en un pago, que la empresa te lo ha hecho saber y que aún no te has puesto al día.

Es por eso que este fichero funciona de una forma bastante igualitaria. En él están presentes todas las personas que tienen deudas, y los bancos u otras instituciones no suelen reparar en el monto, sino en el hecho de que la persona esté morosa. Eso es motivo más que suficiente para rechazar la mayoría de las solicitudes de tarjeta de crédito, préstamos o adelantos, lo que hace que la presencia en el fichero sea perjudicial.

Esto no quiere decir que estar en el fichero de morosos sea una lista negra eterna y que sea imposible acceder a préstamos. No, con pagar la deuda se puede salir del fichero al poco tiempo. Además, hay muchos préstamos o créditos con ASNEF de tamaño pequeño a los que se puede optar aun estando en el fichero como moroso. Estos préstamos con ASNEF se suelen conseguir a través de internet, y sus características acostumbran a ser las propias de un microcrédito.

¿Quién entra a la lista ASNEF?

La respuesta simple es: todos los morosos de España. Sin embargo, hay una serie de consideraciones a tener en cuenta para saber en qué momento se incluye a una persona en el fichero de morosos. Estos criterios suelen ser bastante universales y las empresas proporcionan sus datos a ASNEF cuando se cumplen estas características.

Probablemente, el requisito más evidente para estar en el fichero de morosidad es tener deuda. Pero, exactamente, ¿qué significa tener deuda? Se trata de cuando una empresa emite una factura por un servicio que se recibe y que se disfruta, la fecha de pago ya pasó y no se ha recibido el monto correspondiente a esa factura. Lo mismo sucede en el caso de los préstamos: si se acordaron unos préstamos que debían ser pagados en un tiempo establecido, y el plazo se venció, se está en deuda.

Por otra parte, la empresa debe emitir un requerimiento de pago al cliente. De esta forma, se le notifica al usuario que está moroso con determinados servicios, créditos o préstamos, y que debe proceder a pagarlos. También es posible que se emita una carta indicándole al cliente que será incluido en el fichero de morosos por no haber pagado préstamos o cualquier otra deuda. En principio, es posterior a la emisión de ese requerimiento que se enviarán los datos para que sean incluidos en el fichero de morosos.

Aunque no siempre sucede, además, las empresas deberían notificar a los deudores su inclusión en la lista de morosos de forma individual, en los primeros 30 días después de que se realice. Esto se hace para control personal, pero también para proporcionarle al cliente la posibilidad de objetar su inclusión, en caso de ser infundada. En cualquier circunstancia, si ya se incluye en el fichero de morosos el nombre de una persona, para eliminarlo debe contactarse a la empresa que incluyó a la persona en la lista.

¿Existe una deuda mínima para entrar en la lista de ASNEF?

No, no existe, y esa es una de las principales razones por las que esa lista es tan amplia e incluye a tantas personas, que se ven afectadas al momento de solicitar préstamos. Cualquier moroso con alguna de las empresas o instituciones asociadas puede formar parte del fichero ASNEF, por más pequeños que hayan sido los préstamos que se adeudan, lo que hace que formen parte de ella millones de españoles y residentes. Siempre que exista una deuda que haya sido facturada y notificada y que aún no se haya pagado en un plazo de seis años, se incluirá a la persona en el fichero de morosos más usado en España.

Muchas personas se confían, porque unos pocos euros de deuda en la tarjeta de crédito o con la compañía telefónica no son demasiado graves. Y aunque en efecto no sean demasiado graves, eso no excluye que sean incluidos en la lista de morosos, al igual que los que deben cientos de miles de euros. En este caso, el monto de la deuda se vuelve completamente irrelevante, porque el fichero iguala a todos, sin importar la cantidad, y eso impide el acceso a préstamos de cualquier tipo. Hay que tener cuidado, incluso en los préstamos más pequeños que se pueden transformar en grandes deudas.

¿Cómo salir del listado de ASNEF?

Es posible salir de la lista de morosos con sencillos pasos. Solo debes pagar la deuda acumulada y luego de este proceso la empresa tiene el deber de ordenar y actualizar tus datos para retirarte de la lista ASNEF. Así quedará eliminada tu deuda del registro. Cuando sabes cuál es el monto de la deuda, puedes hacer esto de forma sencilla.

Sin embargo, este método no le funciona a todo el mundo. Es común no saber exactamente cuál es el monto de la deuda acumulada, en caso de que hayan sido préstamos o créditos. Si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es contactar a la empresa acreedora de los préstamos. Otra manera de saber cuál es tu deuda es directamente solicitar la información personal que está en el fichero para confirmar la cantidad de dinero que se debe. Para eso, es posible escribirle a la empresa que maneja el listado de ASNEF, aunque este no es un proceso rápido y no siempre hay respuestas adecuadas. Luego de eso, puedes pagar la deuda de tus préstamos u otros servicios con normalidad.

Otra forma de salir de la lista de morosos es esperar seis años y no pagar la deuda. Esta manera no es la recomendada ya que puede haber conflictos legales de por medio. Aunque tus datos se eliminen de los ficheros de morosidad, la deuda sigue activa. Por eso, las empresas pueden recurrir a hacerte pagar los préstamos a través de agencias de recobro.

Si te encuentras en los ficheros de morosos por algún error de administración, debes buscar asesoría legal para tener claro los pasos a seguir, en caso de que la empresa que te llevó ahí no sea receptiva en darte la oportunidad de retirarte. También es aconsejable acudir a empresas especializadas en estos casos. En situaciones de ese estilo puedes incluso reclamar por prejuicios, y obtener un pago compensatorio por los daños causados.

¿Es posible conseguir préstamos a pesar de estar en ASNEF?

Sí. Uno de los principales mitos es que el fichero de morosos es una lista negra que imposibilita cualquier tipo de préstamos en cualquier institución. Aunque, en efecto, este fichero es completamente perjudicial a la hora de aspirar a distintos préstamos, eso no significa que en él se excluyen a todos, por lo que existen los créditos con ASNEF. Generalmente se trata de préstamos inferiores a 800 euros, que pueden ser concedidos a pesar de estar incluido en el fichero.

Aunque los bancos no suelen ofrecer créditos con ASNEF, hay muchas empresas financieras online que están en completa legalidad y que tienen diferentes tipos de préstamos con ASNEF pensados para las personas que están en mora. La forma en la que deciden adjudicarlos es a través de diferentes estudios de riesgo o análisis previos, basándose en la situación actual de la persona, y no en las deudas de préstamos anteriores.

Por ejemplo, si una persona tiene un trabajo fijo y devenga un salario aceptable mes tras mes, es posible que se le puedan conceder préstamos con ASNEF pequeños que estén en sus posibilidades de pagar. Lo mismo si hay una pensión, o si se está cobrando el paro regularmente, situaciones perfectamente aplicables a los créditos con ASNEF. Pero siempre debes recordar que no todas las empresas e instituciones dan este tipo de préstamos, por lo que encontrar créditos con ASNEF suele ser ligeramente más complicado y las tasas de intereses de los préstamos es posible que sean más altas.

También debes tener en cuenta que los créditos con ASNEF son, en su mayoría, micro préstamos, o menores de 1000 euros. También son conocidos como préstamos rápidos con ASNEF, por lo que los plazos para pagos suelen ser escasos y los montos tampoco son muy altos. Se trata de, en resumidas cuentas, créditos con ASNEF pequeños para situaciones puntuales.

La ventaja de los créditos con ASNEF es que se pueden conseguir con cierta facilidad, generalmente rellenando formularios online y obteniéndolos de manera instantánea. Esto ayuda si estás en la lista de morosos, porque te evita una entrevista con un analista de negocios o riesgos en la que, con toda seguridad, te preguntará por el motivo de los impagos de préstamos pasados.

En cualquier caso, ya sabes que se pueden conseguir préstamos con ASNEF, y en este sitio web te traemos una lista de los potenciales préstamos más recomendados. En función de tu situación económica y de deuda, no olvides ver los requisitos de los créditos con ASNEF, así como los plazos para pagar y las cantidades que se pueden proveer.

Características de los créditos con ASNEF

Las empresas en las que se pueden solicitar los créditos con ASNEF ofrecen unas condiciones base de préstamos a todos los clientes. Contrario a lo que la mayoría podría pensar, las condiciones no son sumamente restrictivas y tampoco suelen presentar préstamos con cláusulas extrañas o conflictivas.

Los créditos con ASNEF se ofrecen sin importar que las personas estén en un fichero de morosidad. Sin embargo, lo mejor es tener todas las cuentas al día ya que aumentará las posibilidades de obtener préstamos con ASNEF. Si la deuda registrada en mayor a los 1500 euros, será más complicado encontrar una empresa que otorgue préstamos con ASNEF.

En esos casos, la única forma de obtener créditos con ASNEF sería poner en garantía algún bien como lo puede ser tu coche o tu casa. Si no haces pago de los préstamos con ASNEF solicitados, la empresa podrá cobrar automáticamente quedándose con el bien que hayas puesto en garantía.

Sin embargo, no todas las empresas ofrecen estas posibilidades en lo que respecta a los créditos con ASNEF. Cada una tiene sus propias condiciones y características individuales a la hora de hacer estos negocios y de ofrecer estos préstamos. Lo más recomendable para acceder a créditos con ASNEF es pagar la deuda acumulada, en los plazos pautados. Las condiciones de los préstamos con ASNEF deben quedar claras desde el comienzo, y tu compromiso debe ser cumplirlas a cabalidad.

¿Qué requisitos necesitas para solicitar préstamos rápidos con ASNEF?

Como en todo tipo de préstamos, hay una serie de requisitos que se deben cumplir para poder solicitarlos. Para los créditos con ASNEF, debes acumular requisitos específicos y generales. Los generales son los más comunes para todas las empresas que otorgan créditos con ASNEF. Estos suelen ser:

  • Tener la nacionalidad española y estar residenciado en España.
  • Ser mayor de edad.
  • Ser titular de una cuenta corriente.
  • Tener un número de teléfono activo.
  • Tener una dirección de correo electrónico activa.
  • Contar con una fuente de ingresos regular

Cada empresa puede amoldar los requisitos de préstamos a su conveniencia. Como resultado, en algunas empresas los requisitos para obtener créditos con ASNEF serán más estrictos que en otras. Algunas de ellas exigen que el solicitante sea mayor a 25 años de edad, otras requieren de la presentación de la nómina para validar la fuente de ingresos, entre otros documentos necesarios para proceder con los préstamos.

Por su parte, los requisitos específicos para obtener créditos con ASNEF son las normas particulares que establecen las empresas a sus clientes. Esto dependerá de las exigencias que tenga la empresa, de ahí que la situación cambie en gran manera de una empresa a otra. A pesar de que pueden variar mucho, uno de los requisitos específicos más comunes para dar préstamos es que la inclusión en la lista de morosos no debe relacionarse con deudas bancarias. También suele exigirse que la deuda acumulada tampoco sea mayor a 1500 euros.

Asimismo, si tu deuda se debe a que no has pagado la cuota de una hipoteca al banco, es probable que la empresa rechace tu solicitud de créditos con ASNEF. Si se trata de una deuda mínima como el pago de servicios como la luz o el teléfono, no habrá problema al solicitar créditos con ASNEF, por lo que podrás estar seguro.

A pesar de que cumplas con todos los requisitos mencionados para obtener créditos con ASNEF, puede ser que aún no se te concedan los préstamos. Cumplir con esta lista solo quiere decir que eres elegible para optar préstamos con ASNEF. Luego de este primer filtro, la empresa hará estudio de riesgos para determinar si aprueba o no los préstamos. Sin embargo, debes tener en cuenta que hay empresas que hacen ese estudio de forma automática, tras rellenar un formulario virtual, por lo que puedes tener la respuesta a tu solicitud de créditos con ASNEF en instantes.

¿Qué sucede si no puedes devolver el dinero de créditos con ASNEF? ¿Hay prórrogas?

Las personas que ponen en garantía algún bien propio cuando deciden contratar créditos con ASNEF deben tener cuidado. La consecuencia más grave de este procedimiento es perder la casa, el coche y demás bienes. Se recomienda pensarlo muy bien antes de solicitar cualquier tipo de préstamos con ASNEF. Las compañías que ofrecen créditos con ASNEF se comportan de la misma manera que otras empresas al enfrentarse a casos morosos, por lo que las consecuencias podrían ser muy negativas.

Estas situaciones ocurren porque, una vez que se cumple el plazo otorgado para pagar los créditos con ASNEF, comienza un periodo en el que se pueden sufrir penalizaciones. Las mismas pueden ser más graves a medida que pasa el tiempo y el deudor tarda más en pagar los préstamos que debe, por lo que sería una deuda aún mayor que multiplicaría el costo inicial de los créditos con ASNEF.

Si ya se venció el plazo para efectuar el pago, lo primero que ocurrirá será que la empresa exigirá el pago de comisiones por el retraso, sumado al de los créditos con ASNEF. También se cobrarán los intereses generados por el retraso en el pago de los préstamos con ASNEF, quedando un registro de la situación.

En caso de que no se haga efectivo el pago de los créditos con ASNEF, lo siguiente será una reclamación judicial. En ella se exigirá el pago de la deuda de los préstamos con ASNEF y además de pagar lo antes mencionado, también se tendrán que pagar las penalizaciones generadas y los costos de los trámites legales.

Para evitar estas desagradables situaciones, lo mejor es contactar a la empresa prestamista con anticipación en caso de no poder pagar a tiempo los créditos con ASNEF. En esa circunstancia, se tendrá que solicitar más tiempo para el pago de los créditos con ASNEF o llegar a algún tipo de acuerdo entre ambas partes. Comúnmente, los prestamistas ofrecen diferentes opciones, pero esta opción es válida exclusivamente antes de la fecha de vencimiento del pago de los préstamos con ASNEF.

Una de esas opciones, sumamente común y efectiva, se trata de la prórroga de los créditos con ASNEF. Sin embargo, la contratación de este trámite tiene un costo adicional. Este trámite extiende el plazo para el pago. De esta manera, el deudor puede tener más tiempo para hacer el pago de los créditos con ASNEF sin tener que enfrentar intereses o cobro de comisiones.

Es recomendable informarse de todas las opciones que la empresa tiene para ofrecer antes de contratar créditos con ASNEF. Ser precavidos es lo mejor para enfrentar las deudas, ya que así podrás saber si dispones o no de la posibilidad de una prórroga en caso de surgir algún inconveniente en el desarrollo de tus créditos con ASNEF. No obstante, aunque este trámite es común para solventar contratiempos, no debes contar con él de antemano para pagar tus préstamos con ASNEF.

¿Quién puede consultar mis datos en la lista ASNEF?

No todo el mundo puede entrar libremente y consultar o usar la información de la lista ASNEF. Sin embargo, la cantidad de empresas que pueden consultar si una persona se encuentra en ella sí es bastante larga.

En principio, todas las empresas pertenecientes a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, o también a las asociaciones españolas de Factoring y de Leasing, pueden darles la potestad a sus analistas de consultar los datos en la lista, para verificar si la persona está en mora.

Esto se hace por seguridad. Aunque el fichero de morosos es muy largo, todas estas empresas lo usan para saber si la persona es deudora y así, saber si deben o no concederle préstamos. Sin embargo, estos datos no pueden ser consultados de forma indiscriminada por los trabajadores, que están sujetos por completo a las condiciones de confidencialidad establecidas por la propia empresa para la que trabajan.

Debes recordar que, aunque estos datos están protegidos, eso no implica que sean totalmente privados, pues pueden ser consultados por bancos, empresas telefónicas, de servicios, y hasta por el fisco. También, ten en consideración que estos datos no son consultados en caso de que quieras contratar créditos con ASNEF.

¿Cómo puedo saber con certeza si estoy en el fichero ASNEF?

Acceder al fichero de morosos no es tan sencillo como entrar en internet y consultar la lista de nombres que lo componen. En principio, existe una obligación legal de que la persona sea notificada vía correo postal a su dirección al ser incluida en el fichero. Sin embargo, esto no siempre se produce, o incluso, cuando sucede, puede ser que se pierda en el correo o que llegue a una dirección antigua a la que esté domiciliada una tarjeta o un servicio, y que, por ende, la persona nunca se dé cuenta.

Sin embargo, tienes formas de saber si estás o no en el fichero ASNEF. Si estás consciente de que tuviste una deuda y ya la pagaste, puedes preguntarle a la empresa que te proveyó esos servicios o préstamos. Pero si no, también hay una forma de contactar directamente a la empresa que elabora el fichero, Equifax. Para eso, deberás escribir un correo electrónico a la dirección sac@equifax.es. En él, habrá que adjuntar una copia del DNI y solicitar específicamente información sobre si se encuentra incluido en esa lista.

Equifax suele, a su vez, hacer diferentes preguntas de seguridad, para comprobar si la persona que hace la solicitud es la misma de la que quiere conocer los datos. También, es posible escribirle por correo postal a Equifax, al apartado de correos 10546, Madrid 28080. Esta es la forma más segura y gratuita de conocer con certeza si estás o no en el fichero de morosos.

¿Qué derechos tienes si estás en la lista de ASNEF?

Como ciudadano español o residente en España, te amparan una serie de derechos en lo que respecta a tu relación financiera. Eso incluye, por supuesto, al fichero de morosos. Como ya se ha comentado, el primer derecho que debes tener es el de la notificación. La empresa que te incluye en la lista de morosos debe notificártelo en los primeros 30 días. A partir de ahí, tú debes tener conocimiento de que te han incluido y con eso, puedes decidir si objetar o no la decisión.

Después de eso, te amparan una serie de derechos relacionados con la seguridad y la confidencialidad. Tienes derecho a que esos datos sean usados solo por los trabajadores de las distintas empresas en materia de préstamos, y no que sean vendidos o enajenados de forma ilegal. Además, también tienes derecho a que se te garantice la privacidad, y que tu inclusión en la lista de morosos se mantenga fuera del dominio público.

Finalmente, no puedes olvidar que tienes derecho a la indemnización, en caso de que tu integridad u honorabilidad hayan estado en juego. Si te incluyeron al fichero y no te correspondía, siempre estarás en tu derecho a demandar o solicitar una indemnización al que haya sido el responsable de la inclusión errónea. No dudes en ejercer tus derechos.

¿Es conveniente pedir préstamos con ASNEF si estoy en el fichero?

Todo dependerá de las necesidades que tengas, pero descartar a priori los créditos con ASNEF es un grave error. Naturalmente, la opción más recomendable siempre será que te pongas al día en todas tus deudas, y así desaparecer del fichero de morosos para poder optar a una gran cantidad de préstamos, hipotecas y grandes opciones en el mercado. Sin embargo, si eso no está entre tus posibilidades, pedir créditos con ASNEF estando aún en el fichero es totalmente aceptable y nadie debería criticarte por eso.

Los créditos con ASNEF son pensados para personas que se encuentran en el fichero de morosos y no son buenos ni malos de por sí, sino que simplemente tienen condiciones especiales, pero no tan limitantes. Lo único que debes tener en cuenta si vas a pedir créditos con ASNEF es saber si estás en condiciones de cumplirlos. Revisa bien los plazos, el monto y los condicionantes de los préstamos con ASNEF, porque acumular una nueva deuda ya estando en el fichero de morosos por deudas de préstamos pasados no es más que un dolor de cabeza.

También debes considerar si debes dar o no avales en caso de que decidas contratar créditos con ASNEF. Hay personas que, en su desesperación, dan como aval en sus créditos con ASNEF alguna de sus propiedades. A menos que estés en estricta necesidad, esto no es aconsejable, porque las garantías para devolver el dinero pueden fallar y, al final, la situación será mucho peor que al momento de contratar préstamos con ASNEF. Todo se trata de leer bien las condiciones de los créditos con ASNEF, hacer una planificación adecuada y no volver a quedar en mora.

¿Los préstamos con ASNEF pueden ser de un importe mayor?

Por lo general, los créditos con ASNEF sin avales se realizan por cantidades pequeñas. En ellos, se incluye a la mayor parte de los préstamos con ASNEF de carácter personal y nómina. Si necesitas más dinero del que los créditos con ASNEF sin avales tienen por ofrecer, puedes solicitar otros métodos de financiación.

Estos créditos con ASNEF alternativos implican acciones como empeñar vehículos o hipotecar una vivienda. Sin embargo, con estas opciones es probable perder lo que se de en garantía, por eso debe ser una decisión bien pensada. Aunque se trata de créditos con ASNEF algo riesgosos, son cada vez más las personas que solicitan este tipo de préstamos con ASNEF para poder acceder a mayor cantidad de dinero.

Quizá no sea muy necesario poner en riesgo algo de tanto valor mediante créditos con ASNEF. Es mejor utilizar estas opciones en casos extremos y asuntos muy urgentes. De todas maneras, es mejor estar seguros de que se podrá cumplir al pie de la letra con los plazos asignados al momento de la contratación de los créditos con ASNEF, así como cumplir los demás requerimientos. Teniendo en cuenta todos los posibles pormenores, podrán evitarse malos entendidos, dolores de cabeza y muchas deudas. Recuerda siempre que nadie debe contratar créditos con ASNEF para quedar en mora nuevamente.

Devolver y pagar créditos con ASNEF

Los créditos con ASNEF se suelen pagar o devolver en un pago único mediante un ingreso bancario, un pago con tarjeta de crédito o débito o una transferencia bancaria. Los prestamistas privados de créditos con ASNEF suelen ofrecer la opción del pago mediante tarjetas bancarias, que pueden ser de crédito o débito.

El ingreso bancario no siempre está disponible. Se debe consultar con el prestamista para saber si se puede optar por esta opción para saldar las deudas de los créditos con ASNEF. Por su parte, las transferencias bancarias son más adecuadas para pagar créditos con ASNEF pequeños o microcréditos. Sin embargo, no son comunes para pagar créditos con ASNEF a plazos.

Además de estas opciones, los usuarios pueden optar por domiciliar el cargo de sus créditos con ASNEF. Esta suele ser la opción más común a la hora de devolver los créditos con ASNEF cuyo importe es muy elevado. Para lograrlo, es necesario presentar un número de cuenta a la que se debe domiciliar el recibo de los préstamos con ASNEF. Para que todo surja de manera fluida, debes asegurarte de tener suficiente liquidez para el momento en el que se efectúe el descuento del dinero. Si tomas estas previsiones, el recibo por el pago de los créditos con ASNEF no se devolverá.

Es sumamente aconsejable que pagues el dinero restante de los créditos con ASNEF en la fecha estipulada. En el caso de que quieras hacerlo antes, ten en cuenta que algunas empresas querrán cobrar una comisión por el cierre anticipado. Por eso se reitera la necesidad de investigar todas las cláusulas o condiciones que presente la empresa de créditos con ASNEF para tenerlo en cuenta. Si la empresa no presenta condiciones como esta, podrás ahorrar dinero en tus créditos con ASNEF con respecto a los intereses que se generan una vez se terminen los plazos.

Para los créditos con ASNEF que tengan garantía, se recomienda establecer tiempos cortos para devolver el dinero. En caso de que los plazos sean muy extensos, se acumularán más intereses en los préstamos con ASNEF por pagar. A la larga, será una carga muy pesada para tus bolsillos.

¿Qué relación tiene el fichero de morosos con la Ley de Segunda Oportunidad?

La razón por la que la inmensa mayoría de personas se encuentran en el fichero de ASNEF es porque tienen deudas por pagar. Dicho en otras palabras, son calificados como morosos. En caso de estar en una situación así, es posible regirse o ampararse bajo la Ley de Segunda Oportunidad para efectuar el pago de las deudas acumuladas.

Esta ley puede ayudar a salir de la lista de morosidad que tanto puede retrasar la solicitud de préstamos. Lo más conveniente es acudir a especialistas en la materia para que te asesoren durante todo el proceso. Así será más sencillo salir de estas molestas listas de deudores. Hay diferentes organizaciones de la sociedad civil dispuestas a asesorar a personas con necesidades, para entender si la Ley de Segunda Oportunidad puede abarcar sus casos.

Otros ficheros de impagos diferentes al ASNEF

La Asociación Nacional de Entidades Financieras es el registro más conocido en España en donde se lleva el control de los deudores. Sin embargo, existen muchos otros ficheros en donde puedes caer si no estás al tanto de sus condiciones.

Uno de ellos es el Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI. En este fichero, las personas suelen ser incluidas debido al incumplimiento en pagos de letras, pagarés o cheques. La deuda mínima para ingresar en este fichero es de 300 euros.

También está CIRBE, o Central de Información de Riesgos del Banco de España, también conocido como CIR. Se trata de un servicio público que maneja las bases de datos de los préstamos, avales y riesgos para las entidades financieras y sus clientes. La deuda mínima para ingresar en este fichero es de 6000 euros.

Al estar en estos ficheros, se puede dañar la reputación financiera de cualquier persona que caiga en sus registros. Es necesario mantener un historial limpio para poder librarse de cualquier problema que esto pueda suponer, como acceder a préstamos varios.

El único fichero que no mancha la reputación de las personas es CIREX. Este es dependiente de Experian Credit Bureau y solo se entra en allí bajo el consentimiento de los usuarios. El CIREX se encarga de recopilar la información crediticia positiva de los usuarios, lo que permite avalar su responsabilidad y liquidez, facilitando el otorgamiento de préstamos.

¿Qué regula los créditos con ASNEF?

Es normal que te preguntes quién se encarga de regular los créditos con ASNEF que se ofrecen a las personas incluidas en el fichero de morosos. Antes de saber eso, debes tener en cuenta que nada impide legalmente que se otorguen préstamos rápidos con ASNEF a las personas en mora, pero las normas internas bancarias impiden su aprobación. Sin embargo, las empresas que ofrecen créditos con ASNEF suelen ser empresas online no muy conocidas, lo que no implica que estén fuera de la regulación.

En principio, la mayoría de los créditos con ASNEF que se hacen a personas que están en el fichero de morosos son microcréditos, y por consiguiente, siguen la legislación concerniente a los microcréditos. En España, estos se encuentran regulados por diferentes leyes concernientes a la privacidad y a los servicios financieros. Una de las más importantes es la ley 34/2002, que habla del comercio electrónico, mientras que la ley 22/2007 está dedicada a la regulación de la comercialización de servicios financieros.

En lo referido ya directamente al área financiera, los créditos con ASNEF están en el marco de la ley 16/2011 que, precisamente, regula los créditos de los consumidores, y la ley 10/2010, que es la norma general en España que asumen las entidades bancarias y financieras para prevenir la legitimación de capitales. En lo que respecta a la privacidad para la contratación de créditos con ASNEF, también te amparan las legislaciones concernientes a la protección de datos, que debe cumplir cualquier empresa de servicios financieros que ofrezca préstamos y que sea legal en España.

Conclusión

La lista o fichero de morosos en España se conoce como ASNEF, que son las siglas de la agencia que la ampara. Aunque puede verse como un registro molesto, realmente es importante saber sus implicaciones y cómo funciona. Además, si quieres solicitar préstamos, lo mejor es evitar caer en este fichero. Estar en esta lista puede representar una mancha en tu historial e impedir que en el futuro puedas solicitar otros préstamos. La buena noticia es que no es muy complicado evitar caer en esta lista. Simplemente es necesario estar al día con los pagos de cualquier tipo.

Si tienes dudas, puedes consultar la información del fichero para asegurarte de que no estás en él. Estar allí implicaría que no puedas solicitar grandes préstamos o hipotecas. Sin embargo, si ya estás en la lista, es posible contratar préstamos en ASNEF, que son diferentes créditos que se suelen ofrecer online a las personas que ya tienen deudas. Las condiciones de estos préstamos no son particularmente complicadas, aunque los montos que ofrecen sí son limitados.

Con préstamos ASNEF rápidos, personas de todo tipo que tengan deudas pueden resolver diferentes contingencias al contratar préstamos por menos de 800, y hasta en algunos casos, 1500 euros. El fuerte de este tipo de préstamos está en plataformas online y no en la banca tradicional. En este sitio web, te traemos las mejores recomendaciones para que puedas acceder a estos préstamos sin inconvenientes y con responsabilidad.