Micropréstamos rápidos y instantáneos - El mejor micropréstamo online 2021

Encuentra el mejor micropréstamo rápido online 2021. Comparar micropréstamos rápidos y instantáneos.

Para un préstamo de 1000€ a pagar en 12 cuotas mensuales, deberás devolver un total de 1342,22€ en cuotas de 113€/mes correspondiente a un TAE del 81%.

Micropréstamos

Micropréstamos: qué son y por qué los necesitas en tu vida

Deudas, pagos urgentes, aprovechar promociones de tiempo limitado. Hay cualquier cantidad de situaciones en el día a día que llevan a las personas a gastar un dinero que no tienen. Ante esa realidad surgen, como siempre, los créditos y préstamos.

Millones tienen tarjetas de crédito y las usan constantemente a pesar de las altas tasas de interés, porque los beneficios suelen ser aún mayores. Pero hay muchos otros que no tienen tarjetas y solo quieren pagar cosas puntuales: es ahí donde entran los microcréditos.

Ya los negocios no se hacen solamente a través de la banca tradicional. Hoy en día, hay centenares de portales en Internet dedicados a las finanzas están completamente decididos a ofrecerle a millones de usuarios micropréstamos rápidos y seguros, que pueden incluso ejecutarse de forma instantánea.

En este sitio web podrás encontrar información de interés sobre cualquier cantidad de préstamos, con plazos de devolución adaptables y tipos de interés convenientes, que empiezan desde el 1.2%.

Para poder proveerte los mejores micropréstamos y mostrarte los que más se adapten a tu bolsillo y tus necesidades, por favor, te pedimos que completes el formulario de solicitud de préstamo. A través de él, te podremos mostrar una lista de comparación con las mejores opciones donde solicitar un micropréstamo.

¿Qué son los micropréstamos?

Micro significa muy pequeño. No es difícil darse cuenta de que los micropréstamos son préstamos que se otorgan por montos muy bajos, especialmente pensados para pagos puntuales o para poder sobrellevar una situación precisa, sin mayores contratiempos.

Internet está lleno de todo tipo de micropréstamos, que ofrecen condiciones distintas para pagar, así como montos distintos a ser prestados. Generalmente, los micropréstamos no superan los 1.000 euros, aunque hay excepciones. Algunos de estos ofrecen opciones de pago a largo plazo, mientras que otros optan por una estructura de pagos más agresiva.

La gran ventaja de los micropréstamos online es su rapidez. En Internet, hay cientos de opciones que se pueden contratar con un par de clics y que se ejecutan prácticamente de inmediato, por lo que las personas pueden tener préstamos seguros en cuestión de segundos.

Además, los micropréstamos están pensados para la gente como tú. Todo el mundo necesita, en determinado momento pagar un bien o servicio deseado, y son muchas las situaciones donde no hay liquidez. Los micropréstamos son una herramienta para socorrer a las personas y ayudarlas a resolver con rapidez.

¿Qué tipo de micropréstamos hay?

Hay casi tantos tipos de micropréstamos como personas, y eso es sumamente bueno, porque significa que puedes elegir el micropréstamo que se adapte a las mejores condiciones para ti. Con frecuencia, los micropréstamos tienen una característica común: que se suelen otorgar por montos menores a 1.000 euros, aunque hay empresas que cuentan en su oferta con algunos que llegan hasta los 5.000 euros.

Pero apartando eso, tantos los tipos de interés como los plazos de pago varían por completo. Se puede clasificar a los micropréstamos por el cronograma de pagos y también por los intereses. En el caso de estos últimos, es común pensar que un micropréstamo tiene intereses altos, pero hay que leer las letras pequeñas.

El TAE suele mostrar tasas de intereses enormemente altas, pero haciendo los cálculos por varios meses o hasta un año, pueden ser incluso más económicas que los préstamos regulares. Por otra parte, también es posible clasificar estos préstamos según los plazos para pago.

Una de las ventajas que suelen tener es que, si la persona consigue el dinero rápidamente, puede pagarlo con anticipación sin que eso acarree el pago de una comisión por fin anticipado. Además, hay micropréstamos que se pueden pagar todos al final del plazo, que son especialmente los de menores montos, y otros, por plazos tan cortos como un mes.

¿Cuánto dinero se otorga en los micropréstamos?

Los micropréstamos sirven para resolver situaciones puntuales. Aunque hay algunos que superan los 5.000 euros, son la excepción, pues los más comunes son de menos de 800 euros. La idea de un micropréstamo es poderlo usar para un gasto que se necesite hacer.

Ejemplos de esto, pueden ser obras en la casa, la compra de un teléfono móvil o un ordenador, un pequeño viaje, entre tantas otras cosas. La ventaja es que los micropréstamos tienen una amplia gama de precios que ofrecer.

¿Te has dado cuenta de la cantidad de veces que has querido comprar un producto o servicio, pero te faltan apenas 100 euros? Pues hay micropréstamos pequeños, por esta cantidad. Estos se suelen pagar completos después de unos meses, pero son muy convenientes, porque diluyen gastos tan pequeños y son capaces de socorrer.

Incluso, cuando los montos son tan pequeños, las comisiones ni se sienten. Sin embargo, los micropréstamos más comunes rondan entre los 500 y los 800 euros. La gran mayoría de ellos pueden ser obtenidos de inmediato, tan solo rellenando un formulario y registrándose en la plataforma financiera que lo prestará.

Aunque las tasas de interés puedan ser altas, como se prestan bajas cantidades, muchas personas prefieren estos préstamos a los convencionales.

¿Qué plazos se suelen obtener para pagarlos?

Dependerá del tipo de micropréstamo, de la empresa que lo provea y especialmente, del monto del préstamo. Los plazos son uno de los elementos indispensables que necesitan conocerse antes de contratar un micropréstamo online y los podrás consultar con facilidad entre las características que te ofrecen cada una de las plataformas.

Para comenzar, los micropréstamos más pequeños suelen tener plazos de pago rápido. Si contratas un micropréstamo de 100 euros, por ejemplo, lo más probable es que tenga pago de una única cuota que se concretará en uno o dos meses. En cambio, los micropréstamos de más de 500 euros están enfocados en plazos anuales, que se pagan por cuotas mes tras mes.

Incluso, hay micropréstamos que rondan los 1.000 euros, que tienen tasas de interés mayores, y que la posibilidad de pago en plazos se extiende hasta los 36 meses. De esta forma, se diluye lo más posible en el tiempo y para muchos, se vuelve un pago mensual bastante imperceptible.

Sin embargo, esto no sucede en todos los casos y por eso es importante consultar las condiciones antes de contratar un préstamo.

¿Cuáles suelen ser las tasas de interés?

Las tasas de interés de los micropréstamos son más altas que las de los préstamos convencionales, pero eso no los descarta ni los hace automáticamente unos préstamos poco atractivos. Generalmente, las tasas de interés en España se miden a partir del TAE, que es un porcentaje que puede indicar la cantidad de intereses que se generará.

Pero al analizar el TAE de los microcréditos, es conveniente tener en consideración varias cosas. Con frecuencia, las tasas de interés de los préstamos bancarios convencionales oscilan entre el 5 y el 15%. El TAE de un micropréstamo puede alcanzar incluso más del 100%, pero a pesar de eso, las condiciones no son adversas.

Aunque los intereses son elevados, el préstamo es inmediato y lo más importante: son montos bajos, cómodos para pagar y en menos tiempo. Pero lo más importante: tú no vas a pagar el TAE al momento, sino a lo largo de un año.

Por ejemplo: en un préstamo convencional que sea a un plazo de 20 años con un interés de 10%, significa que cada año a la cifra acordada se le sumará 10%, lo que en total será acumulado 200%. Pero si devuelves la deuda menos de un año, en un microcrédito con un TAE de 100%, significa que el interés puede ser hasta del 25%.

Es menos dinero, más rápido y más competitivo. Debes recordar siempre que el TAE es una tasa anualizada de intereses, y que en muchas ocasiones este micropréstamo solo se pagará por un año o menos tiempo. Aunque el interés de estos préstamos sea mayor, su posición en el mercado los hace muy valiosos y un importante recurso financiero a tener en consideración.

¿En cuánto tiempo se recibe el dinero?

Lo más atractivo de los micropréstamos es que se hacen efectivos de inmediato en la mayoría de las ocasiones. No hay que esperar respuesta en días hábiles bancarios, ni hay que asistir a entrevistas con analistas de riesgo que preguntarán de manera pormenorizada todo el historial bancario y financiero de la persona.

Es por eso que los microcréditos se han popularizado tanto: en cuestión de segundos, es posible rellenar un formulario, aceptar las condiciones y tener el dinero en una cuenta bancaria. Los mayores retrasos pueden deberse a la forma de depósito.

En la inmensa mayoría de las ocasiones, el micropréstamo es depositado a través de una transferencia bancaria. En este caso, es posible que se tarden hasta 24 horas, o en caso de ser fin de semana, también cabe la posibilidad de que la transferencia llegue el lunes siguiente.

Los peores casos registrados muestran que un micropréstamo ha demorado hasta 48 horas, pero esto no es algo común y puede ser simplemente corroborado con antelación ante el banco en el que tengas una cuenta.

¿Quién puede optar a los micropréstamos?

¡Todos! Cualquier persona que esté bancarizada puede optar a un microcrédito con mucha facilidad. Naturalmente, los requisitos para un microcrédito son bastante similares que los que existen en la mayor parte de operaciones financieras y bancarias.

Lo primero es, evidentemente, ser mayor de edad. Técnicamente, se requiere ser ciudadano español o residente en España, debido a que para obtener un microcrédito es necesario añadir el DNI o el NIE de la persona que lo solicita.

Por otra parte, un requisito bastante necesario es tener una cuenta bancaria a nombre del solicitante, de preferencia, corriente. Para evitar problemas o vacíos que no puedan ser respondidos con rapidez, lo ideal es que esta cuenta esté en un banco español y que sea en euros.

Apartando eso, el otro principal requisito para pedir un microcrédito es demostrar los ingresos que se reciben. Dada la facilidad de obtener un microcrédito, en los formularios se pide información sobre los ingresos de las personas para que no haya inconvenientes a futuro.

En la mayoría de ocasiones, solo basta con poner cuál es el sueldo mensual, y si se percibe en función de un trabajo, pensión, prestaciones del paro o si el origen es otro. Con esto, lo que se trata es de mostrar que haya regularidad en los ingresos, pero no es ninguna traba para obtener un microcrédito.

Lo más común es que una vez se rellene el formulario, se obtenga una respuesta inmediata sobre la aprobación del microcrédito.

¿Qué diferencia a los micropréstamos de los préstamos convencionales?

Existen notables diferencias entre un micropréstamo y un préstamo tradicional que se le pide a un banco. La primera de ellas, y probablemente la más destacable, es la que concierne a los montos.

Los microcréditos son eso, micro, por lo que se pueden conseguir con suma facilidad pequeños montos que te ayudarán a resolver diferentes situaciones o emergencias económicas que tengas. En cambio, en lo que respecta a los préstamos bancarios, es difícil conseguir alguno inferior a 1.000 o 1.500 euros, por lo que su objetivo es más grande, como hipotecas o compras de coches.

Otra de las notables diferencias está en la forma de contratación. El mundo de los microcréditos es, principalmente, online. Hay centenares de plataformas que pueden ofrecerte los mejores microcréditos, de forma inmediata y efectiva.

Eso te puede ayudar rápidamente en tus objetivos, pues solo habrá que llenar un formulario y en la mayoría de los casos, recibirás una respuesta al instante. Por su parte, los préstamos bancarios implican más documentos, trámites presenciales, entrevistas con analistas de riesgo, entre otras situaciones que cuestan dinero y llevan mucho tiempo.

Finalmente, la otra gran diferencia reside en las tasas de interés. Sí, la tasa de interés en un microcréditos es considerablemente más alta. Sin embargo, dado que los microcréditos se pagan en poco tiempo y en pocos plazos, no se siente una gran diferencia con respecto a los intereses de los préstamos convencionales.

Incluso, muchos microcréditos ofrecen la opción de pagar por adelantado y así, disminuir o incluso anular los intereses. Existen muchas ofertas que pueden ser ideales para ti.

¿Por qué confiar en los micropréstamos online?

Los tiempos de ir al banco, hacer colas para sacar dinero en efectivo, cobrar y pagar por cheques, entre otras cosas, han quedado atrás. Hoy en día, la mayoría de la banca se maneja online e incluso, se pueden abrir cuentas bancarias convencionales a través de internet.

Sin embargo, esta digitalización de los productos financieros ha hecho que ya no se recurra a los bancos solamente, sino que haya centenares de empresas financieras que estén en capacidad de proveer préstamos, o que incluso, tengan como objetivo dar microcréditos.

Es posible confiar en los microcréditos online porque este es su ambiente natural. Aunque las ayudas al pequeño empresario datan de hace décadas, ahora hay un enfoque mayor a los microcréditos de carácter personal, y es por eso que en Internet hay un ambiente adecuado para este tipo de negocios.

Si no estás acostumbrado a este tipo de cosas por Internet, es normal, pero la mayoría de plataformas son sumamente intuitivas y en cuestión de minutos se podrá tener un microcrédito efectivo en la cuenta bancaria.

Conclusión

Son muchas las veces en las que hace falta un poco de dinero. Hay situaciones donde hacer una compra de algún producto se vuelve indispensable, o incluso, que hay una oferta que no podemos dejar pasar. Pero muchas veces pasa todo eso, y al mismo tiempo, no hay dinero en la cuenta.

Para eso están los microcréditos, que se han consolidado como una forma de préstamos segura y efectiva, que se realiza directamente en la web. Con tan solo unos pocos clics, es posible concretar micro préstamos rápidos, tras rellenar un formulario con los datos personales.

Tener desde 100 hasta 800 o 1.000 euros es muy sencillo, y existen interesantes ofertas de plazos que pueden hacer que el pago de estos préstamos pese muy poco en el bolsillo. Los microcréditos son cada vez más populares en España, y es por eso que muchas personas acuden a ellos con frecuencia, por las ventajas que tienen frente a los préstamos tradicionales.