Préstamos rápidos y urgentes - El mejor préstamo rápido online 2021

Encuentra el mejor préstamo rápido online 2021. Comparar préstamos rápidos y urgentes.

Para un préstamo de 1000€ a pagar en 12 cuotas mensuales, deberás devolver un total de 1342,22€ en cuotas de 113€/mes correspondiente a un TAE del 81%.

Préstamos rápidos

¿Qué tener en cuenta sobre los préstamos rápidos?

Gracias a los avances que está teniendo la sociedad, el ritmo de vida se hace cada vez más agitado. Siempre existe algo nuevo que resolver, pagar o comprar, y esto es algo que realmente resulta abrumador para las personas, especialmente para aquellas a las que se les dificulta ahorrar y tienen muchos gastos con los cuales lidiar.

Mientras que algunos buscan obtener dinero rápido para poder resolver cualquier situación sin perder tiempo, otros encuentran necesario realizar un meticuloso presupuesto para poder cubrir deudas y otros gastos. Sin embargo, el objetivo es el mismo: llegar a final de mes.

No obstante, sin importar qué tan precavidos sean, siempre hay espacio para imprevistos y, en estos casos, solicitar un préstamo rápido podría ser la solución.

¿Cómo se originó el préstamo rápido?

Una pequeña ayuda en manos necesitadas puede marcar la diferencia, y esto lo comprobó el economista Muhammad Yunus en los años 70, después de diversos estudios.

Si las personas solo tienen dinero para comer, difícilmente podrán salir del círculo de la pobreza, pues serán rápidos gastando en comida el poco dinero que obtengan. Sin embargo, dándoles un poco de dinero rápido que puedan pagar a plazos, es mucho más viable surgir progresivamente.

Al llegar a esta conclusión, Yunus comenzó a poner en práctica su teoría y empezó a prestar dinero a quien lo necesitase. Esto lo hizo ser merecedor del Premio Nobel de la Paz, pues, gracias a su iniciativa, los pobladores recipientes de la ayuda fueron mejoraron su situación rápidamente.

Yunus combatió la hambruna, pero también fomentó el trabajo, simplemente dando pequeñas cantidades de dinero a quien lo necesitase: personas que serían rechazadas en otros lugares al intentar solicitar un préstamo rápido. Esta historia es la base de los microcréditos actuales y los préstamos rápidos que son ahora tan conocidos.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Son micro operaciones financieras de tipo personal en las que una entidad bancaria o persona ofrece dinero de forma casi inmediata a quien lo necesita, por una cantidad que podría considerarse pequeña; a diferencia de otros tipos de préstamos personales.

Un préstamo rápido se caracteriza porque, la mayoría de las veces, no depende de muchos requisitos y, usualmente, solicitarlo y recibirlo toma solamente poco más de 24 horas. Estas operaciones son rápidas por la cantidad de dinero ofrecida, por lo tanto, son de las opciones más adecuadas para resolver situaciones específicas urgentes.

¿A quién solicitar un préstamo rápido?

La solicitud de préstamos es algo cada vez más común. Sin embargo, la mala fama que tienen algunas entidades bancarias en cuanto a estas operaciones financieras, hace que gran cantidad de personas eviten solicitar este servicio y recurran a otras opciones.

Por ejemplo, es bastante frecuente ver familias gastando sus ahorros para solventar emergencias e incluso gastos regulares. No obstante, aunque no generar deudas con terceros puede sonar como una buena idea, quedarse sin capital hace que las familias terminen igual de desamparadas ante cualquier otra situación urgente.

Hay quienes prefieren depender de amigos y familiares para obtener dinero rápido, pero este viene de personas que podrían necesitar la cantidad de vuelta en muy poco tiempo. Los amigos son definitivamente más rápidos que muchas entidades financieras, pero no están exentos de imprevistos o emergencias, por lo que solicitar ayuda financiera de ellos podría no ser la mejor alternativa.

Entonces, ¿cuál es la forma ideal de solicitar préstamos rápidos?

Es entendible que pedir dinero es algo que genera un poco de preocupación, pues nadie desea endeudarse. No obstante, esto no es necesariamente una mala opción. De hecho, los préstamos rápidos pueden ser el mejor plan en ciertas ocasiones: solo es necesario identificarlas.

No existe una fórmula exacta para la obtención de dinero rápido, ya que esto depende de las necesidades del solicitante y de la situación a la que va a destinar la cantidad recibida. Sin embargo, existen pequeños consejos que, de seguirlos, podrían hacer de solicitar un préstamo rápido un proceso muy sencillo.

Haz una comparativa entre las opciones disponibles para adquirir un préstamo

Si eliges recibir un préstamo que es rápido, asegúrate de evaluar más de una opción antes de aceptarlo. Si te apresuras para obtener el dinero, es posible que dejes pasar mejores alternativas simplemente por no tomarlas en cuenta.

No importa qué tan rápidos sean los prestamistas a la hora de responder a tu solicitud, ten siempre en mente la importancia de comparar todas las opciones.

Al solicitar un préstamo rápido, intenta adquirir exactamente la cantidad que necesites

A la hora de adquirir algún préstamo, intenta no endeudarte por más de la cantidad que necesitas. Si solicitas grandes cantidades de dinero rápido, las cuotas a pagar serán mayores y es posible que la tasa de interés también.

Mientras más rápidos sean tus pagos, menor deuda acumularás. Por lo tanto, empieza con cantidades pequeñas.

Aunque algunos bancos sean más rápidos que otros, elige el préstamo que más se adecúe a ti

Para asegurar clientes, los bancos aceptarán tu solicitud rápidamente si creen que eres la persona indicada. No obstante, esto no significa que sean los más convenientes para ti.

Por esa razón, no te precipites en adquirir un préstamo. Es mejor que evalúes cada aspecto de la oferta antes de aceptar, pues así te ahorrarás disgustos y cuotas excesivamente grandes para pagar.

Asegúrate de poder pagar tu préstamo rápido a tiempo

La mayoría de las entidades financieras suelen dejar a los clientes elegir los plazos de pago de su préstamo rápido y también las fechas de las cuotas. Esta es una oportunidad que los prestamistas dan para evitar que los clientes tengan atrasos con sus pagos.

Usa esto a tu favor y elige plazos convenientes para ti, con una fecha en la que sepas que tendrás la cantidad de dinero para pagar las cuotas necesarias. En caso de no pagar a tiempo, podrías obtener un reporte negativo en la entidad financiera e incluso generar deudas extras por morosidad. Esto, además de hacerte perder dinero, también dificultará la solicitud de préstamos en un futuro.

Los pagos rápidos brindarán beneficios, como mayor facilidad para adquirir otros préstamos si los vuelves a necesitar.

Entonces, ¿voy al banco a solicitar un préstamo de pago rápido?

Cuando se trata de préstamos, la mayoría piensa directamente en los bancos, pues, a final de cuentas, son entidades que se dedican exactamente a las finanzas. Sin embargo, aunque son las opciones más conocidas cuando se habla de obtener este servicio, estos establecimientos no se caracterizan por ser rápidos en su tiempo de respuesta.

La larga lista de requisitos y la lentitud de la aprobación no es el único problema, pues otro inconveniente son las grandes tasas de interés que generan dichos préstamos y el hecho de que muchos bancos no suelen prestar dinero por pequeñas cantidades, incluso si la solicitud es por un préstamo rápido.

No obstante, este no es el caso de todos los bancos o entidades financieras; de hecho, existen muchas opciones para adquirir préstamos que probablemente el público general desconoce. Por esa razón, para evitar estos obstáculos que trae la solicitud de dinero prestado en algunas entidades bancarias, existen otras alternativas con préstamos rápidos más personalizados y adecuados a las necesidades de cada persona. Lo más importante es hacer la comparativa entre las distintas opciones, analizarlas y escoger aquella que sea más útil.

¿Existen los préstamos rápidos online?

Claro que sí. De hecho, los préstamos rápidos destacan por ser de los pocos tipos de préstamos que pueden adquirirse de esta manera. Los bancos y diversos prestamistas son rápidos en adaptarse a las necesidades del cliente y, la razón tras su rapidez, es el hecho de que la competencia es bastante amplia y desean asegurar que serán ellos los elegidos.

Por lo tanto, si te preocupa tener que dirigirte a tu banco para solicitar un préstamo rápido, entonces puedes relajarte, pues toda la operación se efectuará desde la comodidad de tu hogar, si así lo deseas.

Adicional a esto, hay muchos préstamos rápidos online disponibles en la actualidad, por lo que será más fácil comparar todas las opciones y, de esa manera, elegir el préstamo que más te convenga.

Solicitar préstamos rápidos online es una práctica cada vez más utilizada, no solo por su comodidad, sino también porque brinda resultados casi inmediatos que se adecúan al nivel de urgencia que tenga el cliente.

Préstamos rápidos online vs préstamos convencionales

Los préstamos que son rápidos, como dicho anteriormente, progresivamente han aumentado su popularidad. Esto no se debe solamente a la velocidad de su aprobación, sino también a las diferentes cualidades que brindan.

Aunque ambas operaciones ofrecen dinero, un préstamo rápido tiene características que lo distinguen de otros tipos de préstamos. Sin embargo, hay quienes prefieren los préstamos convencionales a los rápidos y, por esa razón, vale la pena saber cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Cuáles son las características distintivas de un préstamo rápido?

Realizar trámites por internet parece estar convirtiéndose en la norma y, afortunadamente, esto agiliza diversas operaciones que antes tomaban demasiado tiempo. Este es el caso del préstamo rápido, el cual tiene aspectos positivos y negativos que hay que evaluar.

Ventajas

Los tiempos de aprobación son bastante rápidos y, además, los prestamistas suelen tomar menos tiempo en procesar tu solicitud, pues los préstamos pueden solicitarse las 24 horas.

Los requisitos para tramitarlos suelen ser pocos para que una mayor cantidad de personas puedan adquirirlos.

Al pedir un préstamo rápido online, no tendrás que acudir a ningún lugar para pedirlo ni tampoco cobrarlo.

Desventajas

De la misma forma en que los depósitos de los préstamos no tardan mucho en llegar a tu cuenta, los plazos de devolución suelen ser igual de rápidos. Entre unos 30 a 90 días máximos, dependiendo de la cantidad.

La tasa de interés por las opciones más rápidas suele ser alta, lo cual aumentará significativamente el monto a devolver.

Y los préstamos que son convencionales, ¿qué características tienen?

Los préstamos convencionales también tienen aspectos positivos y negativos que vale la pena conocer, pues podrían ser alternativas ideales en ciertas ocasiones.

Ventajas

Aunque su aprobación no es tan rápida, estos suelen ofrecer una cantidad mayor a la de un préstamo rápido online.

Los plazos dados para devolver el dinero son más extensos, por lo que tienes más tiempo para pagar.

Desventajas

A diferencia de un préstamo rápido en línea, estos préstamos exigen largos requisitos para poder ser aprobados.

Es necesario dirigirse a una oficina para poder solicitar el servicio, lo cual hará que inviertas tiempo.

¿Es mejor adquirir un préstamo rápido o una tarjeta de crédito?

Es difícil determinar qué es realmente mejor, pues ambas son opciones rápidas para obtener dinero. Sin embargo, tienen algunas diferencias que pueden hacer que las personas logren decidir fácilmente cuál es la mejor alternativa para su caso específico.

Un préstamo rápido es una manera de obtener una cantidad específica de dinero, por lo que es imposible excederse. Es mejor para gastos que tengas planificados y para los cuales quieras préstamos con una tasa de interés y plazos fijos.

Una tarjeta de crédito es mejor para gastos rápidos e imprevistos, como ropa o electrodomésticos que sabes que podrás pagar después. Sin embargo, como su límite puede variar, es más fácil endeudarse gastando más de lo que realmente se necesita.

Por esa razón, dependiendo de la situación, cualquier opción podría ser la mejor. No obstante, si aún no tienes una tarjeta de crédito y requieres el dinero de forma urgente, entonces los préstamos son una mejor alternativa, pues son más rápidos en aprobarse.

¿Cómo solicitar un préstamo rápido?

Para solicitarlo, no será necesario invertir mucho tiempo, ni tampoco ser un experto en economía. Además, la solicitud varía dependiendo de qué manera deseas adquirirlo, ya sea que debas pedir un préstamo rápido online o quieras dirigirte a tu entidad financiera de confianza.

Si deseas que el trámite sea personal, deberás acudir al establecimiento y solicitar los requisitos que debes cumplir. Estos usualmente son largos, por lo que los procesos suelen ser lentos, y, dependiendo del lugar, podría ser necesario dejar algo como garantía de pago.

Por otra parte, en un sitio de comparativas de préstamos rápidos, todo tomará menos tiempo, pues el proceso se puede hacer desde casa. Al llenar el formulario de requisitos, los siguientes pasos serán bastante intuitivos.

Además, tendrás la oportunidad de visualizar diferentes ofertas con toda su información, incluyendo los plazos de pago y tasa de interés. Al elegir tu préstamo favorito, entonces tendrás que aplicar y esperar la respuesta.

De ser positiva, el préstamo rápido se verá reflejado en tu cuenta en poco tiempo para que puedas utilizar el dinero que necesitas.

¿Cuál es la tasa de interés de un préstamo rápido?

Los préstamos rápidos comparten varias cosas en común entre sí, sin embargo, cuando se trata de tasas de interés, esto varía dependiendo de distintos factores.

En este sitio web, podrás encontrar un préstamo rápido adecuado a tus necesidades, empezando con una tasa de interés del 1,2%; sin embargo, este porcentaje variará al tomar en cuenta la cantidad de dinero que solicites, el tiempo en el que te comprometes a pagar la deuda y el tipo de prestamista.

Mientras más rápidos sean tus pagos, menor será la cantidad que tendrás que pagar durante el plazo de devolución. Ten esto en consideración.

¿Existen requisitos únicos para adquirir un préstamo rápido?

No. Para adquirir un préstamo rápido no existen requisitos únicos, pues estos varían dependiendo del prestamista. Gracias a eso, es necesario que, antes de solicitar préstamos rápidos online, leas qué necesitas para hacerlo y estés seguro de tener todo.

Algunos procesos son más veloces que otros, sin embargo, en vez de enfocarte en la cantidad de requisitos solicitados y en la velocidad del trámite, asegúrate de encontrar el préstamo rápido que realmente necesitas.

Cuando ya lo hayas identificado, entonces comienza a organizar todos tus requisitos y entrégalos siguiendo las pautas estipuladas. De esa manera, es mucho más sencillo que tu préstamo se apruebe.

La información que comúnmente se necesita es el nombre del solicitante, su número de teléfono, un documento de identificación y un reporte que acredite que no tiene deudas en ninguna entidad financiera. No obstante, cada prestamista tiene sus propias condiciones.

De hecho, aunque no es una práctica común para adquirir un préstamo rápido porque se trata de cantidades pequeñas de dinero, algunos pueden pedir que el solicitante deje un objeto de su propiedad como garantía de pago. De esa manera, si no se devuelve el dinero, el prestamista puede quedarse con el objeto y saldar la deuda. Antes de hacer una solicitud, no te olvides de leer todos los requisitos. De esa manera, evitarás inconvenientes.

¿Es seguro solicitar un préstamo rápido?

Un préstamo rápido, así como cualquier otra operación financiera, debe tratarse siempre con mucho cuidado.

Cuando se habla de dinero, los estafadores son rápidos en aparecer buscando algún incauto que caiga en sus trampas; por esa razón, debes estar siempre atento y elegir sabiamente antes de dar tus datos o alguna garantía de pago.

Para evitar cualquier inconveniente, lo más recomendable es que te dirijas a una entidad de reputación o utilices servicios de comparativa en línea en los que puedas verificar extensamente todas las opciones de préstamos rápidos.

Además de eso, no olvides leer las letras pequeñas. Las personas, al buscar que sus préstamos se aprueben rápidamente, aceptan recibir el dinero sin verificar todas las condiciones con detenimiento, lo cual puede terminar perjudicándolas. Evita que estas cosas te pasen a ti.

¿Qué límites se tienen con los préstamos rápidos?

Un préstamo rápido, a diferencia de otros servicios financieros, se caracteriza por brindar cantidades pequeñas de dinero de forma veloz. Por lo tanto, existen límites en la cantidad de dinero que se puede solicitar, así como también en el tiempo en que deberá pagarse la deuda.

Por una parte, los préstamos convencionales pueden ofrecer cientos de miles de euros, mientras que los rápidos suelen mantenerse en un rango de 50 a 1000 euros como máximo. Al menos esta es la regla que, la mayoría de las veces, se tiene para primeros clientes. No obstante, existen algunas excepciones.

Al igual que las entidades financieras deben brindarte confianza antes de cerrar un trato con ellas, tú también debes ofrecerles la misma seguridad para que ellas confíen en ti. De esa manera, el mundo de las finanzas poco a poco te ofrecerá mejores oportunidades.

Si como primer cliente recibes un préstamo rápido y logras pagarlo a tiempo, esto ya sentará un precedente, lo cual significa que, mientras te mantengas así, cada vez tendrás menores límites y mayores oportunidades de obtener dinero.

Los clientes con un buen expediente crediticio podrán pedir mayor cantidad de préstamos, esperando menos tiempo entre cada solicitud, y también podrán disfrutar de menores tasas de interés y otros beneficios.

Los préstamos disponibles en esta página, los rápidos y los que no, tienen un límite bastante variado. El mínimo es de 50 euros, mientras que lo máximo que podrás solicitar son 50,000 euros. Lograr la aprobación de las ayudas financieras más grandes dependerá de la confianza y responsabilidad que hayas demostrado tener a la hora de devolver el dinero en el tiempo estipulado.

¿Cuál es el plazo para pagar después de adquirir un préstamo rápido?

De la misma forma en la que no hay límites únicos en cuanto al dinero que puedes obtener en un préstamo rápido, tampoco hay plazos de pagos universales para poder saldar la deuda que tienes.

En este sitio, por ejemplo, puedes encontrar préstamos que tienen un tiempo de devolución que puede ir desde los 365 días hasta los 15 años. Sin embargo, no todos pueden acceder al plazo de pago más extenso, ni todos los préstamos están sujetos por este rango de tiempo.

En general, los préstamos rápidos, en especial cuando se trata de clientes nuevos, suelen tener un plazo de pago de 30 días. Sin embargo, en algunos casos, el tiempo de devolución puede llegar a los 90 días.

Cada vez que la persona devuelva el dinero de forma oportuna y sin contratiempos, mayor reputación positiva tendrá frente a las entidades financieras. De esta manera sus préstamos se aprobarán con mayor facilidad y sus plazos de pago podrán ser más extensos.

Es necesario recordar que, aunque tener un amplio margen de tiempo para pagar tu deuda te dará mayor comodidad, también es posible que los intereses sean mayores, especialmente si son préstamos rápidos.

Mientras más pronto pagues, menor será la cantidad que deberás pagar. Por lo tanto, si está entre tus posibilidades saldar tu deuda en un mes o menos, comprométete a hacerlo, pues así no gastarás más dinero de la cuenta ni tendrás que acordarte de pagar tus cuotas por mucho tiempo.

Adicionalmente, si dejaste como requisito de aprobación alguna de tus pertenencias, es mejor que elijas un plazo de pago corto, pues así lo que hayas dejado de garantía podrá volver a tus manos prontamente.

Por último, recuerda que, aunque un préstamo puede ayudarte a resolver una situación urgente de forma rápida, deberías solicitarlo solamente cuando verdaderamente lo necesites. De lo contrario, podrías desarrollar malos hábitos financieros, gastando dinero que te ha sido prestado para comprar cosas que fácilmente podrían esperar. Adquirir una deuda es una responsabilidad muy grande, por lo tanto, jamás debes tomarla a la ligera.